11/03/2012

Papelitos coronó con total éxito el cierre del Carnaval en Ensenada

Se mostraron por el centro comercial decenas de comparsas, batucadas y murgas, además de las personas que acudieron a la tradicional fiesta disfrazadas y que le dieron aún más color y alegría a la festividad. De esta manera una multitud disfrutó de la última jornada  del mejor carnaval, donde a lo largo de las siete cuadras que se extendió el circuito oficial desfilaron comparsas locales y provinciales de gran relevancia para culminar con la presentación de Papelitos.

A las 20 horas la gente comenzaba a apostarse sobre las vallas de calle La Merced; lo puestos de comidas rápidas y bebidas recibían a numerosos vecinos; los puestos de espumas también empezaban a vender sus productos.  El ambiente comenzaba a vestirse de fiesta una vez más. El conductor Pato Galván daba inicio al espectáculo  y el público entre aplausos y cánticos recibía a las primeras formaciones que se desplegaban por el centro comercial.

Pasadas las 22 horas la comparsa más antigua de Gualeguaychú se hacía presente con toda su impactante belleza para deleitar a todos, quienes enardecidos empezaban a vibrar al ritmo de la música y del baile de atractivos cuerpos de hombres y mujeres. La postal era única: trajes artesanales de exquisito diseño y llamativo  brillo, se desplazaban por la calle invitando a la gente a ser parte de una fiesta inolvidable. Maquillajes destacados, exóticos peinados, espaldares y coronas de grandes dimensiones y atractivos coloridos coronaban una puesta artística en escena de excelente nivel. Papelitos de esta manera comenzaba a compartir su historia en Ensenada cargada con una magia inigualable.

Todo ello demuestra que los corsos ensenadenses no sólo le han devuelto la alegría a su gente sino que han logrado transformarse en un clásico año a año, siendo además un destino turístico para muchas personas que se llegan de distintas localidades de la provincia de Buenos Aires.

La participación de  las comparsas de Entre Ríos  fue la particularidad del carnaval 2012 en Ensenada. La visita de  Aimara que llegó desde Concepción del Uruguay le dio a la fiesta el colorido que se merecía, abriendo los festejos que culminaron con otra gran presentación: La deslumbrante Papelitos oriunda de Gualeguaychú. Cabe destacar que esta fiesta  no sólo convocó a los ensenadenses sino a una gran cantidad de público de ciudades vecinas seducidas por una fiesta de carnaval única en la región.

De esta manera, Ensenada se suma a los feriados de Carnaval que se recuperaron bajo la actual conducción del Gobierno Nacional. Es importante destacar que es el segundo año consecutivo que, desde el municipio, se realizan este tipo de iniciativas que permiten reunir a las familias. Participaron del desfile a lo largo de la calle La Merced: La Flor de Campamento; La Murga Soñada de Catella; Abriendo Caminos de Punta Lara; Estrella de Progreso; Los Hippies de Mosconi; Amoré, Sangre de Galanes (Verónica); Los Endiablados de Villa  Ortúzar (Villa Urquiza), Los Brillosos de Buenos Aires (San Justo);  Los Retocados de Villa Urquiza; Aimará (Concepción del Uruguay) y Papelitos (Gualeguaychú)

El evento, de carácter libre y gratuito, fue conducido por el reconocido animador Pato Galván en la que fue el cierre de dos noches a puro carnaval. Cabe agregar que para la realización del Carnaval, se dispuso un gran operativo de seguridad que contempló varias dependencias municipales abocadas a cada tarea en especial.

Para finalizar, el éxito de la fiesta y de la organización de los carnavales 2012 se debe al trabajo realizado por  la Municipalidad de Ensenada que pudo verse reflejado durante las dos noches de gran fiesta popular que se vivieron en la ciudad.

Papelitos con historia

Papelitos, casi un sinónimo del carnaval de Gualeguaychú, nació en el año 1977 y varias veces se consagró como campeona de esa fiesta nacional. Numerosa y de gran colorido,  desembarcó en Ensenada con un show que promete ser para no olvidar.

En este 2012 la temática de la comparsa se vincula a cuestiones relacionadas con lo social que se ven reflejados en sus vestimentas y en la puesta en escena.